Publicaciones -

Informe de economía latinoamericana

Banco de España

El pasado 20 de octubre el Banco de España publicó el Informe de economía latinoamericana relativo al segundo semestre de 2017* y profundiza en la materia construyendo la regla de Taylor**.

De acuerdo con los datos que se desprenden del informe, se aprecia una mejora cíclica en las principales economías de la región, experimentando una reducción de las tasas de inflación y el consiguiente decrecimiento de los tipos de interés oficiales. A estos efectos y en términos interanuales, el PIB agregado ha crecido un 1,2% durante el segundo trimestre de 2017 aunque muestra ciertas diferencias entre los países examinados.

El consumo privado en Brasil se recuperó, observándose a la par una caída de la tasa de inflación, un aumento de los salarios y una reducción de los tipos de interés oficiales. Sin embargo, la inversión siguió contrayéndose al igual que el consumo público.

Por lo que respecta a Argentina, y a pesar del incremento de la demanda interna, las exportaciones actuaron de manera contraria; y en Chile, la actividad económica mejoró por la recuperación del consumo y de la inversión.

En cambio, en Colombia y como consecuencia del desplome del precio del petróleo, la economía sufrió una cierta desaceleración; algo similar a lo acaecido en Perú, donde se dio un efecto negativo sobre el gasto público provocado por las últimas inundaciones sufridas y por los escándalos de corrupción en los que se ha visto envuelto el país.

A una escala agregada, cabe concluir que el consumo privado aumentó a pesar del incremento de las tasas de paro durante el periodo analizado. Asimismo, la tasa de inflación de la región disminuyó por la estabilización de los tipos de cambio; excepto en México, debido a la depreciación del peso junto con el incremento del precio de gasolina y en Perú, donde se mantuvo estable. De esta manera, los bancos centrales pudieron reducir los tipos de interés oficiales.

En cuanto al sector exterior, el documento revela un mayor dinamismo del comercio internacional junto con una depreciación del dólar a partir del mes de julio. Por su parte, atendiendo a la evolución de los mercados financieros, los mayores incrementos se registraron en las bolsas de Perú y de Brasil.

Además, el informe presta una especial atención a la situación mexicana dada la coyuntura social y económica en la que se ha visto inmerso el país durante los últimos meses. A pesar del contexto desfavorable en el que se enmarca, se prevé para 2018 un crecimiento similar al de 2016 y 2017 (suponiendo un tipo de cambio de divisa competitiva y una tímida recuperación de los precios del petróleo). Sin embargo también se atisban ciertos riesgos como los efectos negativos ocasionados por los terremotos y los consiguientes recortes de gasto público, la volatilidad en precios de activos por la renegociación del TLCAN y la menor inversión privada causada por la relación con Estados Unidos y por la incertidumbre generada ante las próximas elecciones presidenciales y legislativas.

Finalmente y atendiendo a este completo análisis, el Banco de España estima un crecimiento moderado en 2017 situado en el 1,6% tras el -0,6% del año anterior y justificado por las recuperaciones de Argentina y Brasil que compensarían los descensos en las tasas de crecimiento en Chile, Colombia, México y Perú. Sin embargo estos ritmos de crecimiento todavía son insuficientes para avanzar significativamente con respecto a los países más desarrollados.

* Periodo que comprende de mediados de abril a mediados de octubre de 2017

** Regla utilizada en política monetaria. Relaciona la tasa de interés nominal que debería adoptar un Banco Central con la inflación, producto interno bruto y otras variables económicas.