entrevista

Jordi Roca

Jordi RocaJordi Roca, Premio Nacional de Gastronomía de España

Las microfinanzas ofrecen una oportunidad real a personas con pocos recursos para emprender un negocio

Jordi, Joan y Josep Roca son propietarios de “El Celler de Can Roca” en Gerona, y Premio Nacional de Gastronomía de España. Su restaurante ha sido reconocido por la revista inglesa Restaurant Magazine como uno de los mejores del mundo.

En enero de 2016 los hermanos Roca han sido nombrados Embajadores de Buena Voluntad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para trabajar en estrecha colaboración con el Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS). Promoverán el apoyo a esos objetivos, acordados por los líderes mundiales para lograr un futuro en 2030 donde el hambre, el desempleo, la desigualdad y el cambio climático sean cosa del pasado*.

 

1. ¿Qué supone ser nombrados Embajadores de Buena Voluntad del PNUD y ser los primeros específicamente dedicados a los ODS?

Cuando descubrimos que Naciones Unidas iniciaba una nueva era en la cooperación al desarrollo con los nuevos Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS), vimos claramente la gran oportunidad de esta ambiciosa propuesta. Entender la comida desde tres perspectivas del desarrollo sostenible -social, económico y ambiental- nos ayuda a entender muchos de los desafíos que hemos encontrado en nuestro viaje culinario por el mundo. Además, nos sentimos muy orgullosos de ser los primeros embajadores de Buena Voluntad de PNUD, tras el inicio de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Esperamos que lo que hemos aprendido en nuestro viaje culinario pueda contribuir a la labor que viene realizando el Fondo ODS en materia de acceso a la alimentación, nutrición y creación de oportunidades de empleo ya en 21 países.

2. ¿Qué planes e iniciativas tienen previstos desarrollar como Embajadores?

Ser embajadores es una oportunidad que desde nuestra faceta de cocineros debemos aprovechar. Desde el campo que mejor conocemos, queremos centrar nuestros esfuerzos en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición, haciendo especial hincapié en el abastecimiento local de alimentos. Vamos a ayudar a promocionar mercados locales, con alimentos variados y nutritivos, que cubran las necesidades de abasto de la comunidad y sean una fuente de empleos dignos.

Nuestro primer proyecto como embajadores de PNUD es en Nigeria, donde trabajamos para combatir el desperdicio de alimentos por el desconocimiento de técnicas de conservación. Vamos a crear un centro para sensibilizar sobre la seguridad alimentaria y promocionar y vender productos para los agricultores de la zona de Kaduna. El mes pasado, Josep viajó allí con unas muestras del trabajo que hemos realizado en casa sobre conservación de alimentos para que los agricultores locales pudieran probarlos y así poder desarrollar sistemas de conservación adaptados a sus necesidades. Si esto sale bien, la idea es importar este proyecto a otros países de África.

3. La Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) ha desarrollado una metodología, las Finanzas Productivas Responsables, cuyo propósito es ofrecer servicios financieros para apoyar proyectos y actividades productivas de los sectores más vulnerables. Por lo que ha podido conocer en sus múltiples viajes para apoyar distintos proyectos solidarios, ¿considera que las microfinanzas pueden ser como la alimentación saludable, que produce desarrollo y bienestar?

Las microfinanzas ofrecen una oportunidad real a personas con pocos recursos para emprender un negocio. Esto siempre es positivo, porque los negocios locales no solo mejoran la vida de este sector de la población sino que también impulsan el desarrollo de las regiones en los que se sitúan. Durante los viajes que realizamos antes de las giras con BBVA, solemos visitar pequeños productores locales que viven de lo que producen. Es importante que estas personas tengan acceso a los recursos necesarios para sacar adelante su negocio porque el bienestar social y el desarrollo dependen precisamente de esos pequeños agricultores o productores locales.  

4. El 31% de los clientes del Grupo de la FMBBVA se sitúa en el entorno rural. Díganos tres cosas que un productor agrícola deba hacer para mejorar la calidad de la producción.

Es importante que los productores locales cuiden y aprendan de sus tradiciones alimentarias. Dominar las técnicas de preparación, conservación y utilización de los alimentos y minimizar la generación de desechos son también necesarios para el desarrollo de su producción. Además, sería muy positivo que se sumaran al diálogo y se involucrasen en actividades contra el hambre y la desnutrición.

5. Muchos clientes de las microfinanzas tienen pequeños espacios dedicados a la cocina de recetas tradicionales. ¿Qué consejos les daría para atraer a los clientes?

La cocina tradicional, hecha con esmero y cariño, es un modelo de negocio que puede llegar a tener mucho éxito. Al final, la gente siempre busca volver a sus raíces, a los sabores de su infancia… Por eso, hay que intentar captar a la gente cercana, a la que vive a tu alrededor, a la que ven a diario. Estos negocios deben desarrollarse en lo local, y de lo local, hacer algo grande.

6. Las nuevas tecnologías están siendo de gran utilidad para facilitar a los clientes el acceso a servicios financieros. A su juicio, ¿qué está suponiendo la popularización del uso de las tecnologías en la sociedad? ¿Y en la restauración?

Las nuevas tecnologías, especialmente las redes sociales, son una buena manera de divulgar el trabajo que hacemos a la gente que nos sigue y de estar un poco al tanto de las cosas que se hacen en la cocina. Nos permite saber qué está pasando, qué cosas se están haciendo y de qué manera responde la gente.

En nuestro caso, nosotros somos muy conscientes de que lo que se comunica a través de las redes sociales tiene un gran impacto en la marca. Por eso, en las redes sociales de El Celler de Can Roca cuidamos mucho el texto y el cómo, dónde y qué vamos a comunicar. Todo el cariño, el trabajo y el esfuerzo que ponemos en crear una reputación hay que preservarlo, cuidarlo y difundirlo a través de las redes sociales. A mí personalmente me fascina la inmediatez de Twitter o Instagram. En cuestión de segundos, consigues que tu mensaje llegue a todo el mundo. Se pueden hacer cosas muy importantes a través de las plataformas sociales.

7. Recientemente ha compartido una jornada con emprendedoras de Fondo Esperanza, entidad chilena del Grupo de la Fundación, que han apostado por la gastronomía o la restauración para poder salir adelante. ¿Qué receta les daría para que consigan éxito en sus proyectos y así lograr su desarrollo económico y social?

Visita de Jordi Roca a las emprendedoras de Fondo Esperanza Chile, entidad del Grupo FMBBVA.

Lo más importante para que un proyecto salga adelante es trabajar duro y con pasión. Además, hay que perseguir la innovación, ir más allá de lo meramente convencional para marcar la diferencia. Si uno es auténtico y hace lo que le gusta, las posibilidades de éxito aumentan considerablemente. En nuestro caso, como emprendedores, resultó fundamental tener muy claro qué es lo que queríamos hacer. Eso también es un punto muy importante.  

8. Una de las señas de identidad del Grupo de la Fundación es acompañar con asesoría y capacitación a nuestros clientes, con el objetivo de dotarles de una cultura empresarial y financiera robusta. Los hermanos Roca han comentado que consideran una responsabilidad con la sociedad transferir sus conocimientos. ¿Cómo están canalizando este objetivo?

Somos conscientes de que el verdadero cambio social pasa por la formación. Como Embajadores del PNUD, queremos fomentar la creación de centros de formación donde los jóvenes encuentren, a través de la cocina, alternativas de vida y fuentes de ingresos sostenibles para sus familias.  Además, desde El Celler de Can Roca, también aportamos nuestro granito de arena en la formación de los jóvenes. En este sentido, las giras BBVA que llevamos tres años realizando son una buena oportunidad para identificar el talento local de cada una de las ciudades a las que viajamos. Durante el tour, colaboramos con varias escuelas de hostelería para que sus estudiantes tengan la oportunidad de trabajar con un equipo de cocina y sala como el nuestro y puedan aprender cómo funciona un restaurante. En cada ciudad escogemos a dos estudiantes que hayan demostrado buenas habilidades, pasión por la gastronomía y ganas de aprender para venir a El Celler durante 4 meses con una beca.

 9. “Y de postre” ¿En qué plato incluye el eucalipto?

Un postre que me gusta mucho preparar es el Cromatismo verde: es un destilado de hoja de eucalipto, crema de aguacate, salsa de lima y licor de chartreuse.

 

*   Fuente: Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGF)

 

Últimos Tweets