Publicaciones -

La agenda de los consejos de administración europeos durante 2018

EY

En este documento EY pone de manifiesto los diez puntos que considera prioritarios para los órganos de administración durante el año 2018 teniendo en cuenta el contexto en el que se mueven las empresas europeas.

Destaca los siguientes aspectos clave a considerar:

  1. Desarrollo de valor a largo plazo y definir los objetivos corporativos. Un reto de las entidades es asegurar la sostenibilidad a largo plazo, teniendo en consideración  las diferentes prioridades que tienen los diversos grupos de interés que giran alrededor de las entidades.  EY plantea a los órganos de administración hacerse preguntas como si se está siendo transparente con los accionistas en la creación de valor.
  2. Interacción con los accionistas. A partir de la Directiva (UE) 2017/828 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2017, por la que se modifica la Directiva 2007/36/CE en lo que respecta al fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas, se pone de manifiesto la necesidad de alinear las estrategias de inversión con los intereses a largo plazo de los accionistas.
  3. Reporte corporativo. Considera que los órganos de administración tienen que estar preparados para los cambios regulatorios sobre información pública a través de una conducta proactiva de comunicación con los grupos de interés, especialmente los relativos a aspectos no financieros, de riesgos o de gobierno corporativo.
  4. Optimizar la distribución del capital. Se espera que los órganos de administración se cuestionen el modelo de negocio y de gestión de los riesgos, especialmente en esta etapa de disrupción tecnológica. Para ello sugiere la importancia de dotarse de herramientas que midan el ROI (return on investment) que permiten decidir la más óptima distribución de su capital.
  5. Mejorar el talento y cultura corporativa. Considera que el talento es un activo estratégico, que la cultura corporativa debe venir desde las altas esferas de la entidad y que la diversidad – tanto a nivel del órgano de administración como de los trabajadores- está muy relacionada con la mejora en la productividad de la entidad.
  6. Definir remuneraciones. La transparencia aconseja publicar las políticas de remuneración. Los órganos de administración deberán tener en cuenta que los accionistas van a tener a su disposición información más amplia y por tanto van a poder contrastar con otras jurisdicciones lo que les permitirá un mayor escrutinio y capacidad de discusión.
  7. Fortalecer alianzas y su gestión de riesgos.Los riesgos que terceros proveedores puedan suponer para la entidad deben ser examinados para identificar las formas de mitigarlos. Los órganos de administración deben conocer la exposición a los diferentes riesgos que puede suponer un proveedor y dotar con las herramientas que los mitiguen. Como ejemplo de nuevos riesgos con terceros se cita el Reglamento Europeo de Protección de Datos.
  8. Gestión del ciberriesgo y la nueva era de seguridad.Se destaca el elevado impacto que puede suponer el riesgo tecnológico para la entidad. Se propone facilitar la actualización y formación a los órganos de gobierno en este contexto. Adicionalmente el documento propone empoderar a los trabajadores para que alerten de cualquier riesgo y promover políticas efectivas y medidas de control que permitan conocer como se está gestionando este tipo de riesgo.
  9. Tratar las nuevas responsabilidades de los comités  de auditoría.Los cambios regulatorios en el ámbito de la auditoría ponen una mayor atención sobre los comités de auditoría en aspectos como la mayor competencia de sus miembros para supervisar a los auditores externos y valorar la calidad de la auditoría considerando el ambiente tecnológico en el que se mueven las empresas.
  10. El futuro de los órganos de gobierno. Por último, el décimo punto lo dedica a reflexionar sobre el futuro de los órganos de gobierno centrándolos en dos aspectos fundamentales: la importancia de la diversidad para construir criterios adecuados a la sociedad en la que se actúa. Diversidad que debe abarcar perfiles que cuestionen los métodos y estrategias profesionales.