Legislación y proyectos normativos - Panamá

Medidas transitorias y urgentes para el rescate del sector agropecuario

Anteproyecto de Ley 014-2018

Mediante el Anteproyecto 14 de 23 de julio de 2018 se plantean nuevas estrategias para impulsar el sector agropecuario, con el fin de crear empleos y aumentar la inversión que se destina para esta producción, de manera que el capital permanezca dentro del territorio. Se busca a su vez propiciar el financiamiento inmediato sin intereses para agricultores, posibilitando que todas las importaciones de maquinarias, equipos e insumos se encuentren libres de impuestos.

Dentro de los aspectos principales de este proyecto cabe resaltar:

Financiamiento

  • Se propone que, durante los 3 primeros años en los que empiece a regir la norma, la Caja de Ahorros, el Banco Nacional de Panamá y el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) destinen todas sus ganancias de manera exclusiva al sector agropecuario, otorgando préstamos con tasa de interés 0%. Este tipo de préstamos consistirán únicamente en hipotecas de inmuebles o en garantías prendarias sobre equipos o producción futura.
  • Aquellos préstamos que otorguen los bancos estatales a los productores no podrán ser negados por causa del historial de crédito, lo que significaría una nueva modificación a la Ley 24 de 2002, que regula el servicio de información sobre el historial de crédito de los consumidores o clientes.
  • El Estado será quien adquirirá toda la producción agropecuaria nacional que, por cualquier circunstancia el sector privado no haya podido adquirir, realizando el pago a los productores agropecuarios por el recibo de estos productos, a través del Banco Nacional de Panamá, en periodo no mayor a 60 días tras la recepción de los productos.

Aranceles

  • Las cuotas de importación serán establecidas por el Estado en conjunto con las asociaciones nacionales de productores.
  • Los terceros intermediarios no podrán realizar importaciones. El Estado importará todos los productos del sector agropecuario de manera directa, dirigiendo las ganancias de manera íntegra al BDA, para el otorgamiento de préstamos a tasa 0%.

Beneficios fiscales

  • Aquellas empresas o personas naturales que se dediquen de forma habitual a las actividades agropecuarias gozarán de una moratoria fiscal de 3 años, tanto en pago de impuestos nacionales como municipales.
  • Se aplicará la excepción de impuestos de importación e impuestos de transferencia de bienes muebles y servicios para la importación de maquinarias, semillas, fertilizantes y todo insumo requerido para la actividad agropecuaria.
  • Los combustibles y aceites utilizados en las empresas agropecuarias quedarán exentos del pago de impuestos. El Estado, trimestralmente, devolverá al productor las sumas que acredite haber pagado en este concepto.
  • Para poder optar a los beneficios reconocidos en la norma, los productores agropecuarios deberán tener la certificación de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y un Contador Público Autorizado, validando que realizan esta actividad.

Ubicación y control fronterizo

Considerando que las Provincias Centrales y el interior del país son las zonas que producen en su totalidad la comida que se consume dentro del territorio nacional, se propone un plan de trabajo de 90 días para reubicar y crear ciertas entidades gubernamentales. Dentro del marco de este plan de trabajo, se elaborará un listado que comprenda todos los Corregimientos del país en los cuales exista o pueda existir actividad agropecuaria, de manera que se detallen las necesidades y el plan de solución y desarrollo respectivo.

Impacto en el ámbito administrativo

El incumplimiento de esta norma por parte de los funcionarios públicos, constituirá causa de despido, sin perjuicio de la acción penal aplicable por retardo en el ejercicio de sus funciones.

Es importante recordar que este anteproyecto de Ley se encuentra estrechamente enlazado con lo dispuesto en la Ley 4 de 17 de mayo de 1994 “Por la cual se establece el sistema de intereses preferenciales al sector agropecuario y se toman otras medidas” al compartir el mismo objetivo de impulsar el sector agropecuario del país. De ser aprobado este Anteproyecto, significaría un gran impulso para el sector y un beneficioso impacto para las familias panameñas, quienes padecen en sus hogares el impacto económico del producto y la posibilidad del desarrollo de empleo en el sector.