Entrevista

Sir Angus Deaton

El profesor Sir Angus Stewart Deaton es un microeconomista especializado en cuestiones empíricas. Aunque nació en Escocia, tiene la doble nacionalidad británica y estadounidense, tras llevar casi 35 años trabajando en Estados Unidos.

Se graduó en la Universidad de Cambridge, donde defendió su tesis doctoral, Models of consumer demand and their application to the United Kingdom [Modelos de la demanda de los consumidores y su aplicación en el Reino Unido], y posteriormente se le concedió una beca de investigación en el Fitzwilliam College. Durante siete años trabajó en el Departamento de Economía Aplicada de esta universidad.

Fue catedrático de Econometría en la Universidad de Bristol antes de trasladarse a la Universidad de Princeton en 1983.  Allí, es el Profesor Dwight D. Eisenhower de Economía y Asuntos Internacionales Emérito, de la Woodrow Wilson School of Public and International Affairs y del Departamento de Economía.

En 1978 fue el primer galardonado de la historia con la Medalla Frisch, un premio que concede la Econometric Society cada dos años a la investigación aplicada (teórica o empírica) publicada durante los cinco años anteriores en su revista, Econometrica.  Es Fellow de la Econometric Society y de la British Academy, Honorary Fellow de la Royal Society de Edimburgo, Fellow de la American Philosophical Society y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.  En 2009 ejerció como Presidente de la American Economic Association.

En 2011, recibió el Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en Economía, Finanzas y Gestión por sus aportaciones fundamentales a la teoría del consumo y el ahorro y a la métrica del bienestar económico.  Actualmente, su investigación se centra en la pobreza, la desigualdad, la salud, el bienestar y el desarrollo económico, y recientemente ha sido coautor, junto con su colega y esposa, la catedrática Anne Case, de algunas publicaciones sobre la mortalidad y la morbilidad. En 2013, Deaton publicó su aclamado volumen El Gran Escape. Salud, riqueza y los orígenes de la desigualdad.

En 2015 recibió Premio Nobel de Economía por su análisis del funcionamiento de la demanda, el consumo y los ingresos, la pobreza y el bienestar.

  1.   Profesor Deaton, recientemente asistió al Foro de la Fundación Microfinanzas BBVA sobre Desarrollo e Inclusión Financiera como ponente principal. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Qué captó en particular su atención?

Me impresionó mucho la gran asistencia que hubo, así como la atención y el evidente interés de los presentes. Las cuatro personas procedentes de Latinoamérica (clientes de la Fundación Microfinanzas BBVA en Chile, Perú, Colombia y República Dominicana) me parecieron muy interesantes e hicieron que la sesión fuera muy animada y muy real. Y su Alteza Real la Reina fue extremadamente amable y estaba muy implicada en la reunión y en los distintos proyectos.

  1.   ¿Cuáles fueron los mensajes principales de su ponencia?

Mi mensaje fue que al mundo le va mucho mejor ahora que en el pasado, aunque la evolución no es nunca continua. Vivimos más tiempo y somos más ricos Esto se debe al poder de la razón y, en particular, a la invención y propagación de conocimientos útiles. Comenté que los métodos y técnicas de las microfinanzas son un tipo de conocimiento útil que puede beneficiar a personas pobres de todo el mundo.

  1.  ¿Cuándo comenzó a sentirse verdaderamente interesado por la Economía y la Econometría? ¿Y qué fue lo que despertó su interés?

Siendo estudiante en Cambridge durante los años 60 comencé a aplicar las matemáticas que sabía a la economía y la econometría. Al igual que muchos otros en aquel momento, leí el libro de Samuelson* y me atrapó su aplicabilidad en el mundo real y para mejorar la vida de la gente.

  1.   ¿Cuál considera que es su aportación conceptual más importante, Profesor Deaton? ¿Y cómo influyó esta idea en su investigación posterior?

Tengo muchas favoritas y me resulta difícil elegir. Quizá podría destacar mi trabajo sobre cómo se acumula la desigualdad a lo largo del ciclo vital y cómo se convierte la suerte en desigualdad. Es un trabajo que realicé con Christina Paxson, y escribimos varios artículos sobre este tema.**

  1.   ¿Y cuál ha sido, para usted, el resultado más inesperado y sorprendente de su investigación, y por qué?

Posiblemente lo que se ha dado en llamar la “Paradoja Deaton”, por la que la hipótesis del ingreso permanente implicaba que el consumo era menos suave que los ingresos, pese a que se había inventado precisamente para explicar lo contrario. Resulta complicado abandonar algo que durante mucho tiempo has creído que era cierto, pero también resulta gratificante descubrir la respuesta correcta. Y ocurre casi lo mismo con mi trabajo con Christina Paxson sobre paradojas alimenticias, y que la afirmación que hizo Engel sobre el tamaño familiar y la cuota de alimentos no solo no era evidente, como solía creerse, ¡sino que era una paradoja sin sentido!***

  1.   La Fundación Microfinanzas BBVA ha destacado la oferta de instrumentos de depósito de ahorro y de seguro, además del crédito.  En sus primeras investigaciones se centró en la importancia de la facilitación del consumo y en la prevalencia del ahorro como previsión entre los pobres. ¿Qué importancia tiene el papel de las instituciones financieras a la hora de ofrecer herramientas seguras y cómodas que faciliten estos procesos?

¡Mucha! Las familias deben poder trasladar sus recursos en el tiempo y estar aseguradas contra el riesgo, y las instituciones financieras deben permitirles hacer ambas cosas de un modo que les resultaría muy difícil o imposible sin ellas.

  1.  En su último libro, así como en otras ocasiones, ha reconocido sus interacciones con el catedrático Amartya Sen. ¿Podría decirnos en qué aspectos principales ha influido el profesor Sen en su trabajo?

Siempre ha hecho hincapié en los aspectos éticos y filosóficos de la economía, y eso ha sido muy importante para mí.

  1.   ¿Consideraría usted que la inclusión financiera es una de las “libertades” que el profesor Sen asocia con el desarrollo? ¿Qué aportación realizaría la inclusión financiera desde esta perspectiva?

Opino que la inclusión financiera es una de las herramientas, o parte de la infraestructura, que le facilita la vida a la gente, y, por consiguiente, mejora su libertad.

  1.   Al cuantificar la pobreza y el bienestar, ha empleado indicadores poco convencionales tales como la salud, la estatura o la felicidad. ¿Qué les lleva a los economistas a hablar sobre la felicidad? ¿Hasta qué punto cree que este planteamiento sirve como guía para la formulación de políticas?

Los economistas han hablado siempre sobre la “utilidad”, e históricamente la utilidad y la felicidad han hecho referencia a lo mismo. Eso es algo que hemos perdido, y merece la pena el esfuerzo de recuperarlo.

  1.  Profesor Deaton, ¿cuáles considera que son las causas reales y más profundas de la pobreza? Y desde esta perspectiva, ¿qué podría hacerse para aliviarla?

La causa profunda de la pobreza es la falta de libertad. Necesitamos aplicar herramientas que liberen a la gente, especialmente el conocimiento útil. Algunas de estas herramientas pueden transmitirse de un lugar o momento a otro, pero muchas otras las deben desarrollar los países e individuos por sí mismos.

  1.  ¿Se está reduciendo la incidencia de la pobreza por todo el mundo?  ¿Se trata de una tendencia irreversible?

Sí, eso espero.

  1.  ¿Es la desigualdad un componente inherente del progreso? Si fuera así, ¿qué deberíamos hacer al respecto para minimizar los daños sociales potenciales de la desigualdad sin eliminar el efecto positivo en forma de incentivos que ofrece?

Pues sí, la desigualdad suele ser una parte inherente del progreso. La clave es asegurarnos de que nadie quede rezagado durante demasiado tiempo, lo que exige que existan buenas instituciones y que se dé un buen uso al conocimiento.

  1.  En general, ¿hacia dónde nos dirigimos? ¿Es optimista o pesimista con respecto del futuro?

Espero que sigamos siempre avanzando y subiendo, como hemos hecho en el pasado, por lo que soy optimista. Pero, como te dirá cualquier experto en finanzas, ¡los resultados pasados no garantizan rendimientos futuros!

* Paul A. Samuelson, Foundations of Economic Analysis Harvard University Press, 1947 y 1983.

** Angus Deaton y Christina Paxson, “Intertemporal Choice and Inequality”, Journal of Political Economy, 1994.

*** Angus Deaton y Christina Paxson, “Economies of scale, household size, and the demand for food”, Journal of Political Economy, 1998.